WAW School
WAW“Creo que las mujeres, entre nosotras, nos tenemos que impulsar”, Marta Michel
marta-michel-yo-dona

“Creo que las mujeres, entre nosotras, nos tenemos que impulsar”, Marta Michel

El Café inspirador con Marta Michel  titulado “Construir una trayectoria profesional de largo recorrido”, fue realmente enriquecedor, pues reveló algunos de los factores que ayudan a construir una trayectoria sólida en el liderazgo de los medios de comunicación y mostró una cara mucho más humana y real tras la imagen idílica de las revistas femeninas.

¿Quién es Marta Michel?

Marta Michel es una pionera en la información de temática femenina. Donostiarra y licenciada en Ciencias de la Información, Marta ha sido editora de belleza, moda y decoración en las principales cabeceras del sector en este país. Fue la impulsora de la revista Mujer Hoy de Vocento, subdirectora de la revista Elle (Grupo Hearst) y directora de la revista Yo Dona de El Mundo.

Impulsora del liderazgo femenino, ha dado visibilidad a través de entrevistas, reportajes y debates en los medios de comunicación a decenas de profesionales de gran valía que ocupan puestos de responsabilidad en empresas, instituciones, en las artes, la tecnología, el deporte y otras disciplinas.

Como directora de Yo Dona, puesto que ha desempeñado durante nueve años, en su haber se halla el número extraordinario anual “Las 500 españolas más influyentes”, considerado un referente, el vademécum del poder femenino en España. Ha moderado numerosos debates y mesas redondas sobre la problemática de la mujer profesional hoy en los que se han abordado temas tan fundamentales como la conciliación, el reconocimiento del talento, la autoconfianza, los planes de igualdad y las buenas prácticas en las empresas.

Marta Michel es, además, analista de moda, y en su labor ha asistido innumerables pasarelas y eventos internacionales de las principales firmas del sector.

Más recientemente, Marta ha incorporado con éxito a su trayectoria la experiencia televisiva, como comentarista del programa de RTVE “Los Desayunos” y en “La mañana de la 1”, en calidad de colaboradora de actualidad, con presencia en directo en pantalla.

Ha participado como moderadora en distintos foros de debate, como el congreso “Digitales” sobre moda sostenible (2019), el Foro 50/50 sobre Igualdad de la Mujer en la empresa (CEOE) y en las jornadas anuales de Working Woman y Poder Femenino organizadas por Yo Dona, con presencia de importantes personalidades de la política y la empresa.

En este recorrido profesional, además, Marta ha conocido de primera mano a los profesionales del mundo de la belleza, el diseño y la moda, desde Bobbi Brown a Carolina Herrera, Giorgio Armani, Claudia Schiffer, Gigi Hadid, Blanca Miró o Nieves Alvárez. También ha entrevistado a personajes relevantes de la política, la cultura y la sociedad, como las vicepresidentas del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y Carmen Calvo, Rafa Nadal, Penélope Cruz , Boris Izaguirre o Antonio Banderas, etcétera, etcétera.

Como mujer, es una firma defensora del papel clave que las mujeres han de desempeñar en la sociedad y de la necesidad de que su trabajo tenga eco en todas las esferas y los medios de comunicación.

Inventar la palabra ‘Corresponsabilidad’

Mucho antes de que se hablara de conceptos como el de ‘conciliación’ o ‘corresponsabilidad’, Marta Michel y su marido la ejercieron activamente al organizar la crianza de sus hijos de tal forma que ninguno de los dos tuviera que renunciar a una trayectoria profesional exitosa. A Marta le ofrecieron la posiblidad de acceder a un puesto de responsabiliad en la revista ELLE cuando a su marido lo trasladaron a Berlín. Tenían tres hijos y una decisión que tomar, y optaron por situar la residencia familiar en Berlín. Marta se quedó en Madrid con el lanzamiento de la publicación, mientras sus hijos estaban con su padre en Alemania, adonde ella viajaba cada fin de semana. Una postura que le costó muchos sacrificios, una carga importante de culpa a pesar de ser la mejor opción, y la etiqueta de ‘malamadre’. “Cada vez que tenía que regresar a España deseaba que en el aeropuerto anunciaran la cancelación de mi vuelo o algo así, para poder estar más tiempo con mis hijos“, reconoce. Y aunque hoy en día está convencida de que fue lo mejor para ellos, asume que no fue nada fácil y que hubiese sido imposible de no contar con el respaldo de una pareja como la suya.

En una charla de empresarias oí a una directiva decir que entre las cosas más importantes que puede hacer una mujer está en escoger bien a su compañero, luego la entendí perfectamente, en la corresponsabilidad está la clave“, explica Marta Michel.

Mujeres directivas en la empresa

Después de trabajar durante más de doce años en la agencia Colpisa, donde Marta Michel dio sus primeros pasos como periodista trabajando en información política y de tribunales, y como enviada especial para temas de diplomacia, la comunicadora donostiarra dio el salto a la prensa femenina con la fundación de la revista Mujer Hoy para Grupo Vocento. Dirigir una cabecera sigue siendo hoy un logro escasamente a la mano de las mujeres. “En la prensa generalista empieza a haber mujeres dirigiendo grandes medios. Pepa Bueno en El País y antes Olga Hierro, Expansión lo dirige Ana Isabel Perea, pero es verdad que salvo algunos matinales de radio y televisión que están liderados por mujeres, para llegar a ser directoras de una publicación ellas tienen casi ya señalado el camino hacia la prensa mal llamada ‘femenina’; en ese caso sí que casi todos los altos cargos de la publicación son mujeres y es más fácil ascender“. “En el periodismo siguen mandando los hombres, así lo certifican las cúpulas y los consejos de administración de los grandes medios“, asevera Michel, y añade que en su favor jugó tener una trayectoria previa más  generalista, experiencia en muchas facetas del periodismo que no eran la de moda y belleza. Las revistas femeninas empezaron a evolucionar entonces hacia otros temas de salud, de economía, de estilo de vida. “A las mujeres no sólo nos interesa la belleza y la moda“, sentencia, y añade que ella tenía más referentes para abordar los temas con una mayor amplitud de miras.

“En el periodismo siguen mandando los hombres, así lo certifican las cúpulas y los consejos de administración de los grandes medios“, asevera Marta Michel.

Transformar la prensa al ritmo de los cambios en lo femenino

Trabajar a la cabeza de publicaciones femeninas durante varias décadas te permite tener un puesto privilegiado para observar los cambios que se han producido en materia de igualdad, realizar un análisis en tiempo real e incluso ser el motor de algunas de estas transformaciones. Marta Michel asegura que “en este tiempo ha cambiado sobre todo la imagen de la mujer, cuando yo empecé en la prensa femenina comenzamos varias mujeres más concienciadas a fortalecer la parte de la revista que denominamos magazine, incluyendo a grandes directivas para dar a conocer a el talento que no tenía visibilidad“. Recuerda Michel que hasta entonces en este tipo de publicaciones sólo salían modelos altas, delgadas y guapas: “he visto a grandes marcas anunciar cremas antiedad con mujeres de 16 años, eso no nos representa“. Esto empezó a cambiar y ahora, comentaba la periodista, “no nos asusta ver a modelos de sesenta años como Sharon Stone o a Jane Fonda, que son estupendas“. Por otra parte, en lo referente a la vida profesional, Michel ha sido testigo del proceso que ha supuesto desmontar el mito de la ‘superwoman‘. “Hasta entonces, la mujer tenía que ser perfecta en todo momento; veías en la publicidad a señoras trabajando con falda de tubo y estiletos; creo que las revistas han acompañado a la sociedad en esta transformación fundamental”.

La comunicadora donostiarra reconoce, ante las críticas que señalan a estas publicaciones como responsables de cierta visión machista o ideal de lo femenino, que “hay que entonar el mea culpa en algunas cosas y una de ellas es no haber dado cobertura a la mujer real durante mucho tiempo, haber construido un arquetipo falso“. “Eran otros tiempos, pero eso ya ha pasado“, asume. La prensa femenina ha ido acompañando a la sociedad en ese cambio de visión. Para muestra, reseñaba Michel, “antes cuando hacías una entrevista a una mujer empresaria o política y le preguntabas si se declaraba feminista se ponían amarillas, era la pregunta que más odiaban y ahora tú encuentras a mujeres de todo signo político y empresarias de los sectores más variados que se declaran abiertamente feministas“.

La curiosidad y la resiliencia son básicas para mantenerse en la profesión

Para dedicarte al periodismo hay un valor fundamental, que es el de la curiosidad. Es una de las cualidades fundamentales que destacó Marta Michel durante la entrevista. “Estar atenta, no limitarte a mirar sólo lo establecido o lo que se espera de ti“. “Hay que leer mucho y ver mucho, seguir a gente que incluso no te guste. Ir a museos, ver películas, leer todo lo que caiga en tus manos“, avisa.

Otra cualidad muy importante es la resiliencia, una palabra que ahora está muy de moda, pero que no deja de ser necesaria porque, indicaba Marta Michel, “a lo largo de tu carrera te van a salir mal muchas cosas y no te puedes quedar en el lamento“. “Levántate, ponte la tirita y sigue adelante, para tener una carrera de largo recorrido tienes que saber que no todo sale bien siempre“. Por último, la entrevistada destacó una tercera cualidad que es muy simple y que fue enunciada por un gran escritor y periodista, Ryszard Kapuscinski: “para ser buen periodista hay que ser buena persona”. “Esto, en nuestra profesión, se traduce en saber escuchar, no puedes contar una buena historia si no sabes escuchar a quién te la está contando, entender a quién tienes delante”.

Levántate, ponte la tirita y sigue adelante, para tener una carrera de largo recorrido tienes que saber que no todo sale bien siempre”, comenta Marta Michel.

Las mujeres tenemos que superar el síndrome de la impostora

Marta Michel aseguró que durante su carrera ha encontrado mucha sororidad entre sus colegas y que siempre se ha sentido muy apoyada. “Una de las últimas veces ha sido con mi llegada a la televisión, al programa matinal de Rtve 1, una de las cosas que las mujeres tenemos que superar y que a mí me cuesta es el síndrome de la impostora. No nos creemos suficientemente buenas para afrontar las cosas. En mi caso, me preparaba muy bien los temas que me mandaban. Mis compañeras me dieron muchos trucos que me ayudaron. Creo que las mujeres, entre nosotras, nos tenemos que impulsar“. Michel aseguró que “cualquier paso que das es un reto, sólo los soberbios tienen todo claro al cien por cien“.

Si no pudiste asistir a este café inspirador, puedes verlo al completo desde nuestro canal de Youtube, aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

a
Emeritus Education

Lorem ipsum dolor sit amet con sectetur adipisicing elit sed don eiusmod tempor inci